El Club de Periodismo

 

Indice del capítulo: Tajamar que crece

Algunos alumnos de últimos cursos de Tajamar comenzaron a colaborar en la Parroquia de San Alberto Magno, con la catequesis de los pequeños y la preparación para la Primera Comunión. Y fueron naciendo también diversos clubes. Los deportes, como ya he dicho, crecieron en las más distintas modalidades. De algunas ya he hablado, porque surgieron muy pronto; otras aparecieron más tarde, como el tenis, que por entonces Manolo Santana hizo tan popular gracias a sus éxitos.

También se crearon clubes en torno a otras especialidades: el de aeromodelismo; de arte; de teatro; de cine; o de ciencias naturales, que ha sido motivo de muchas excursiones ecológicas, y cuya sede Antonio Hernández-Carrillo, otro veterano profesor, acabó convirtiendo pronto en un auténtico museo.

A comienzos de los años sesenta, comenzó el Club de Periodismo en la sala de estar del Centro de la calle Monte Perdido. Los martes y jueves a las ocho y media de la tarde, acudían los muchachos de los clubes deportivos y del Instituto Tajamar con afición por el periodismo. Más que una clase, era un tiempo de trabajo con un periodista experimentado que les facilitaba el conocimiento de la técnica periodística y les ayudaba a enjuiciar las cosas con profundidad, a enmarcar los acontecimientos dentro de una visión más general —y muchas veces más positiva— de las cosas.

Las clases resultaban siempre animadas. Unas veces el profesor traía varios periódicos del mismo día, incluso de varios países, para hacer un estudio de su estilo peculiar y de las características de cada uno; otras, las explicaciones eran sobre la forma práctica de realizar editoriales, crónicas, reportajes.

Los asistentes redactaban sus trabajos, que se leían en la siguiente sesión, a veces después de ser publicados en algún medio de comunicación. Parte de ese material aparecía en "Puente", el Boletín de Tajamar que por entonces comenzó a editarse periódicamente. El club fue creciendo con los años e hizo descubrir su vocación por el periodismo a muchos que ahora son conocidos profesionales.