Rafael Pazos y Ramón García

 

Índice: José María Somoano. En los comienzos del Opus Dei

El gran amigo de Somoano, Rafael Pazos, falleció el 23 de marzo de 1977. Fue, desde 1929 hasta 1932, Prefecto y Mayordomo, sucesivamente, del Seminario de Alcalá de Henares, donde también fue profesor de Religión, Griego e Historia de la Filosofía. Ocupó diversos cargos pastorales en la diócesis.

Otro de sus grandes amigos, Ramón García García, falleció el Madrid el 3 de octubre de 1966. Tras ser Ecónomo de Rozas de Puerto Real desde 1929 hasta 1935, fue Arcipreste de Arganda, y confesor del patriarca Eijo y Garay. Más tarde fue párroco de San Marcos de Madrid. Tras la muerte de Somoano expresó su dolor en estos versos, publicados en la Correspondencia Fraternal:

Si es la vida un mar fiero,
De iracundas borrascas, tormentoso,
Donde el navío altanero
No encuentra otro reposo
Que el fondo de las aguas proceloso;
Y sólo el puerto gana
La nave que por todo el cargamento,
En su bodega humana
Lleva el gran valimiento
De la fe que resiste a todo viento;
Si es milicia la vida
En este mundo de miserias lleno,
En que el alma rendida
De andar entre veneno
Vuelve a Dios la ansiedad de su hondo seno;
Si al triunfo de la Gloria
Sólo llegan los hombres esforzados,
Que ponen la victoria,
Como buenos soldados,
Por encima de los premios señalados...
Entonces, si tu muerte
Es arribo a la meta suspirada,
Ejemplo de hombre fuerte,
Cuya breve jornada
Será por muchos viejos codiciada.

. . . . .

¡Bendigo tu memoria,
Para mí, sin pasión, memoria santa;
Yo espero que en la Gloria
A que Dios te levanta
Pueda un día abrazarte el que esto canta!