Breve relación onomástica

 

San Josemaría Escrivá de Balaguer

"Esta hija mía era un ángel -comentó el Fundador del Opus Dei cuando Encarnación Ortega le comunicó el fallecimiento de Montse Grases- y aunque estoy seguro de que está en el Cielo, rezo por ella porque así lo manda nuestra madre la Iglesia".

Martha Sepúlveda, una mujer del Opus Dei que estaba presente en ese momento, recordaba: "El Padre se paró inmediatamente, rezó un responso y dijo: 'No es que esta hija mía lo necesite, pero así lo pide la Iglesia'. Añadió que se le enviara un telegrama a sus padres, también en su nombre. Y aclaró que no se lo mandaran a esa hora, porque despertarían a la familia, que estarían muy cansados; sino más tarde, para que les llegase a una hora prudente. Nos dijo también que todas pidiéramos y nos encomendáramos a ella, que de seguro estaba en el Cielo. Y nos recordó que como en el Opus Dei somos una familia, debíamos pedir también por los padres de Montsita y por sus hermanos".

Días más tarde, escribió a sus padres esta carta:

"Queridísimos: agradezco de veras vuestras cartas y los recuerdos de Montsita, que me habéis enviado.

No puedo daros el pésame, porque -aunque nos cueste- hemos de considerar con alegría que tenemos a esa hija en el cielo, y desde allí vela por nosotros.

Rezad por mí.

Bendice a toda esa querida familia, afectuosamente:

Josemaría

Roma, 12-IV-1959"

El Fundador del Opus Dei fue solemnemente beatificado en Roma por Juan Pablo II el 17 de mayo de 1992. Sus sagrados restos se veneran en la iglesia prelaticia de Santa María de la Paz, bajo el altar mayor.

Carmen Escrivá de Balaguer

Desde su fallecimiento, el 20 de junio de 1957, los restos mortales de Carmen Escrivá reposan en Roma, muy cerca de la cripta de la iglesia prelaticia de Santa María de la Paz.

Muchas personas se acogen, privadamente, a la intercesión de Carmen Escrivá ante Dios. "Desde que murió -escribe Juan Jiménez Vargas- le encomiendo asuntos de difícil solución, de mucha o poca importancia, y hasta triviales; eso lo vengo haciendo -como tantos otros- desde que tuve noticias de su muerte. Rezo por su intercesión, como lo hago por la del mismo Fundador del Opus Dei, con la misma naturalidad y espontaneidad. Son tantos los favores recibidos que tendría que recordar, que me considero incapaz de hacer una exposición detallada". "En bastantes ocasiones -escribe Encarnita Ortega-, he encomendado asuntos -especialmente relacionados con el trabajo o con labores apostólicas- a la intercesión de Carmen ante Dios, con la gran esperanza de que goza de su presencia. Y he visto que otras personas la han tomado como intercesora ante Dios, y que su ayuda ha resultado palpable -sin eliminar el esfuerzo personal- y muy eficaz al sentir el impulso de ser mejores".

Isidoro Zorzano

El Proceso informativo sobre la fama de santidad, vida y virtudes de Isidoro Zorzano se instruyó en Madrid entre 1948 y 1954. Se clausuró el 19 de abril de 1961. En 1962 empezó el trabajo para la Introducción del Proceso Apostólico de Beatificación y Canonización.

Juan Jiménez Vargas

El doctor Jiménez Vargas ejerció su profesión en Barcelona en la inmediata posguerra. Fue allí donde conoció y trató a Manuel Grases. Abandonó esta ciudad en 1954 para incorporarse a la Universidad de Navarra donde fue Decano de la Facultad de Medicina. Actualmente reside en Pamplona, después de haber desarrollado una amplísima tarea docente y de investigación en el área de la Fisiología Humana.

Alfonso Balcells

Alfonso Balcells, catedrático de Medicina Interna, ha desempeñado diversos cargos importantes en la vida universitaria española -fue Rector de la Universidad de Salamanca- y es en la actualidad una figura de relieve en la vida cultural y científica barcelonesa.

Encarnación Ortega

"Encarnita -recordaba Montse- siempre me habló del Cielo". El día que Encarnación Ortega recibió en Roma, donde era la Secretaria Central de las mujeres del Opus Dei, la última carta que le enviaba Montse, recibió al mismo tiempo el telegrama en el que se le comunicaba su fallecimiento. Un año después del fallecimiento de Montse, se trasladó a Barcelona, donde fue directora de Llar, en su nueva sede. Actualmente reside en Valladolid.

Emilia Vila

La antigua directora de Llar falleció en Pamplona en junio de 1988, como consecuencia de un adenocarcinoma gástrico que se le manifestó súbitamente tiempo atrás. Aceptó esta enfermedad con una serena identificación a la voluntad de Dios, procurando, con un esfuerzo palpable, cumplir con su plan de vida cristiana hasta donde le permitieron sus fuerzas. Hasta el momento de su muerte soportó los fuertes dolores de su enfermedad con gran entereza, ofreciéndolos a Dios por intenciones concretas.

Ana María y Jorge Suriol

Ana María Suriol, una de las mejores amigas de Montse, nunca disfrutó de buena salud -padecía una afección cardíaca- y aceptó siempre con generosidad los hijos que Dios le fue enviando, siendo consciente del riesgo que corría en cada ocasión. Falleció el 9 de octubre de 1979, a consecuencia de las complicaciones surgidas a causa del parto prematuro de su sexto hijo. Se encontraba muy débil, pero plenamente consciente, y recibió los sacramentos de la Confesión y de la Comunión, aceptando con gran paz la voluntad de Dios. Pedía continuamente que le ayudasen a rezar jaculatorias, el Santo Rosario y la oración para la entonces devoción privada al Fundador del Opus Dei. Ofreció todos sus sufrimientos por su marido, sus hijos y el Opus Dei. Tras una breve recuperación, tuvo que ser intervenida de nuevo. Antes de entrar en el quirófano, se abandonó en las manos de Dios y sonrió al recordar que era 7 de octubre, fiesta de la Virgen del Rosario. Durante la operación le sobrevino un paro cardíaco imprevisible, del que murió dos días después.

Su hermano Jorge Suriol pidió la admisión en el Opus Dei exactamente seis años después de que lo hiciera Montse Grases. Está casado y reside en Barcelona.

Algunos sacerdotes

Florencio Sánchez Bella, el sacerdote que administró la Extremaunción a Montse, fue durante muchos años Consiliario o Vicario Regional de la Prelatura en España. En la actualidad trabaja como asesor del Rector en la Universidad Panamericana y ejerce su ministerio sacerdotal en México.

El sacerdote que le llevaba la comunión, Mosén Alberto Casanova Piera -uno de los primeros sacerdotes diocesanos que habían pedido la admisión en la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz en Barcelona- falleció hace unos años. Don Manuel Vall desarrolló su labor pastoral en Barcelona hasta su muerte, ocurrida el 8 de marzo de 1993. Don Emilio Navarro y don Julio González-Simancas ejercen en la actualidad su ministerio sacerdotal en Madrid.

El doctor Cañadell

El doctor José Cañadell, tras su estancia en Barcelona, donde era Director del Servicio de Cirugía Ortopédica del Hospital de la Cruz Roja, se trasladó a Pamplona, donde ha sido durante muchos años Director de la Clínica Universitaria de la Universidad de Navarra. Es en la actualidad un médico traumatólogo de reconocido prestigio internacional.

Llar

Algunas de las mujeres del Opus Dei que trataron a Montse en Llar residen en la actualidad en muy diversos países, como consecuencia de la expansión apostólica del Opus Dei en los cinco continentes. Por ejemplo, Josefa Castelló, sigue residiendo en Italia; Margoth Simán, en El Salvador; Conchita Puig, en Guatemala; Sylvia Pons, en Australia; Fernanda Mallorga, en Santo Domingo. Otras viven en diversas ciudades de la geografía española, o permanecen en Barcelona, como Rosa Pantaleoni, que sigue ejerciendo en esta ciudad su profesión de farmacéutica.

Los amigos de Seva

La compañía de Teatro de Seva, que comenzó en 1956 entre los amigos de Montse, ha cumplido ya sus bodas de plata. Se siguen representando obras de teatro en aquella pequeña localidad catalana durante todos los veranos, en la fiesta de la Merced.

Algunos de los amigos de Montse han emparentado entre sí. María Luisa Xiol se casó con uno de los que formaban parte del grupo de amigos de Seva: José María Vives. Su cuñada, Pilar Vives, amiga de Montse, pertenecía también a aquel grupo de amigos.

Andrés Framis, otro componente del grupo, es miembro del Opus Dei desde 1977 y está casado con una de las amigas de Montse: Marisa Ferrater. Tienen ocho hijos. Escribe Andrés Framis acerca de Montse: "Particularmente me he encomendado a ella, pues creo que está en el Cielo. Su vida fue sencilla y normal; su enfermedad y su muerte fueron ejemplares: por esto creo tener motivos para creer que está en la Gloria, y que puede ser una intercesora de favores".

La familia Grases

El 9 de abril de 1959, pocas semanas después del fallecimiento de Montse, escribió Manolita al Fundador del Opus Dei: "La primera cosa que se me ocurre al escribirle, es darle las gracias, pues a las oraciones de todos, y de Ud especialmente, debemos el amor con que le hemos entregado al Señor esta hija. (...) Montsina ha abierto un surco, y la labor es inmensa".

El hermano mayor de Montse, Enrique Grases, se ordenó sacerdote diocesano el 19 de diciembre de 1964, y tras desarrollar su tarea pastoral en la parroquia barcelonesa de San Sebastián, marchó en el año 1969 al Camerún por la diócesis de Barcelona, donde trabajó con miembros de la tribu bamileké, en la ciudad de Douala. Regresó en Barcelona en 1974, donde ha ejercido una amplia labor sacerdotal en la parroquia de San Pedro Armengol y como consiliario de los movimientos juveniles M.I.J.A.C y J.O.C. En la actualidad es párroco de Santa Ana, en Badalona.

Los padres de Montse siguen residiendo en su casa de la calle París. El 7 de agosto de 1989, rodeados por sus ocho hijos y sus trece nietos, celebraron las bodas de oro de su matrimonio. En esta fotografía muestran al Papa una estampa para la devoción privada de Montse:

Índice de Montse Grases