Consideraciones espirituales (1934)

 

Indice: Fuentes para la historia del Opus Dei
En diciembre de 1932, con el fin de facilitar ayuda espiritual y temas de meditación a sus hijos y a las demás personas que acudían a su dirección espiritual, don Josemaría Escrivá recopiló 246 pensamientos, extraídos fundamentalmente de sus “Catalinas” (como llamaba familiarmente a los Apuntes íntimos), los copió a máquina y los imprimió después a velógrafo, en forma de fascículos. Esta primera recopilación la denominó “Consideraciones espirituales”. Más tarde, en 1934, decidió imprimir en forma de libro esas “Consideraciones”, añadiendo a los anteriores puntos nuevos pensamientos sacados de sus Catalinas, hasta un total de 438. Era el germen de su futuro y mundialmente difundido libro “Camino”.

Carta del Fundador del Opus Dei a D. Francisco Morán, 26-IV-1934

En esta Casa de Redentoristas, tengo anunciado otro retiro espiritual para el primer domingo de mayo, y, con la ayuda de Dios, espero que sea fecundo, porque han respondido muy bien los jóvenes universitarios, acudiendo a los retiros anteriores.

Estoy convencido de que el Señor bendice a estos jóvenes que llevan la Academia, en la que tantas facilidades encontramos para nuestro apostolado sacerdotal entre intelectuales, cumpliendo, por otra parte, la clara Voluntad de Dios sobre mí, que es "ocultarme y desaparecer" (...).

Por razones de economía, con la aprobación del Sr. Obispo de Cuenca, se está tirando un folletico -luego se tirarán otros-, en la "imprenta Moderna", antes "Imprenta del Seminario", de esa capital (Cuenca).

Consideraciones espirituales, “Advertencia preliminar”

No es cosa fácil hacer una división de las notas que componen estos apuntes, escritos sin pretensiones literarias ni de publicidad, respondiendo a necesidades de jóvenes seglares universitarios dirigidos por el autor.

Sin embargo se ha intentado ordenar aquellas notas  no pretendiendo con ello llenar innegables lagunas y omisiones, ni retocar el estilo familiar y afectivo  para facilitar su lectura provechosa, aunque en general en cada una de las partes, por la índole misma de los puntos que se tocan, se trate de diversas materias.

Dos puntos de "Consideraciones Espirituales" sobre el estudio

Oras, te mortificas, trabajas en mil cosas de apostolado..., pero no estudias.   No sirves, entonces, si no cambias.

El estudio, la formación profesional que sea, es obligación grave entre nosotros.

Una hora de estudio, para un apóstol moderno, es una hora de apostolado.