Profeta del dopodomani, Raimon Panikkar

Raffaele Luise
Edizioni San Paolo, Cinisello Balsamo 2011, 316 pp.

 

Un periodista de la RAI, Raffaele Luise, interesado en cuestiones religiosas, ha publicado un libro de carácter divulgativo sobre el filósofo y teólogo Raimon Panikkar (1918-2010). En el tercer capítulo, “Numerario e sacerdote dell’Opus Dei” (pp. 25-33), Luise da cuenta, muy sumariamente, de su condición de miembro del Opus Dei entre 1940 y 1966.

 

Como en el resto del libro, la historia es narrada por medio de un diálogo imaginario con él. Y a veces las frases atribuidas al “maestro” (así le llama Luise) responden a cosas que efectivamente Panikkar ha dicho, pero otras veces no. En particular, la versión que esa conversación imaginaria da de los hechos que condujeron a que Panikkar dejara el Opus Dei tiene poco que ver con la realidad.

A lo largo de su vida, Raimon Panikkar no hizo referencia a esos hechos más que en muy contadas ocasiones. Presentó siempre el periodo en que perteneció al Opus Dei como un tiempo que había dejado honda huella en su vida. Aunque había habido discrepancias, en modo alguno repudiaba esos años. Por lo demás, siguió manteniendo relaciones con personas del Opus Dei, y en sus últimos meses un sacerdote de la Prelatura, que había recibido la ordenación sacerdotal en la misma época que él, acudió a visitarle.

Para tener una visión más justa de la historia que el libro de Luise ha intentado recrear, es importante considerar que el Raimon Panikkar real puede haber tenido diferencias con el Opus Dei y con el magisterio de la Iglesia, pero a pesar de su agitada peripecia quiso morir como sacerdote católico. Y fue precisamente en el Opus Dei donde recibió el don del sacerdocio.

Alfredo Méndiz