Luis Gordon

 

Índice: José María Somoano. En los comienzos del Opus Dei

Uno de los hombres que le acompañaban durante el comienzo de los años treinta fue Luis Gordon, un joven ingeniero de origen andaluz emparentado con doña Luz Rodríguez Casanova.

A diferencia de los jóvenes universitarios que trataba apostólicamente don Josemaría, Luis, que pediría pronto la admisión en el Opus Dei, había superado la treintena y estaba ya situado en la vida. Había estudiado en L'Ecole de Brasserie de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Nancy una especialidad que no existía en España: ingeniero cervecero; y después de superar brillantemente sus estudios, dirigía desde hacía algunos años una maltería en Ciempozuelos propiedad de su padre.

Era un hombre "de una alegría serena, muy cordial en su trato y reciamente piadoso "que, además de sacar adelante la maltería y de realizar un buen trabajo profesional -como cuenta su sobrino Luis Gordon-, llevó a cabo una intensa tarea social y asistencial con los obreros, entre los que era muy querido; y con los marginados y enfermos de los hospitales".

Eso le llevó en algunos momentos a situaciones realmente paradójicas: en una ocasión un obrero de su fábrica, política y socialmente muy radicalizado, que estaba internado en un hospital, se quedó asombrado al ver que aquel hombre joven que le cuidaba y le lavaba las heridas era... ¡el propio ingeniero propietario de la maltería!

En otra ocasión, cuando acompañaba a don Josemaría en una de sus frecuentes visitas a los hospitales, Gordon tuvo que limpiar un orinal usado como escupidera. "Vi que palidecía tremendamente -recuerda el Fundador-, pero se dirigió a un pequeño cuarto del hospital, donde había un grifo y unas brochas para lavar esas cosas. Lo seguí, pensando que podía caerse redondo al suelo, y me lo encontré con la cara radiante de alegría. En vez de utilizar las escobillas, metía la mano para limpiar bien el orinal. Me quedé muy contento y le dejé hacer. (...) Después, me contaba que había pensado: ¡Jesús, que haga buena cara!".